La Guillotina Eléctrica

Ahora en www.guillotinaelectrica.com

Posts Tagged ‘un lugar en el mundo

Un Lugar en el Mundo

leave a comment »

Don Asclepio es un hombre pulcro. Levanta una por una las figuritas del mueble del salón y, con cuidado casi excesivo, limpia el poco polvo que se ha acumulado debajo. Las cubre con el trapo con la misma parsimonia con la que las va depositando, una a una, en su mismo sitio, siempre en el mismo lugar. El sol entra por el ventanal, casi paralelo al suelo, dibujando rayas en el aire que van a morir en la pared contigua al mueblecito. Don Asclepio sabe perfectamente dónde tiene que dejar cada figura: los años y el sol, siempre el mismo sol, han oscurecido la madera excepto en los lugares donde los trocitos de pasado – recuerdos de aquí y allá, pequeños regalos estúpidos – tienen su lugar asignado. El resultado es una serie de siluetas de formas variopintas dibujadas en la madera. En cada silueta va encajando Don Asclepio su figura. Es el puzzle de cada sábado por la mañana. Un puzzle conocido, familiar, fácil. A Don Asclepio le reconforta saber que en el pequeño universo del mueble del salón existe un orden predeterminado para las cosas, una correlación directa silueta-figura, una insaciable regla que se perpetúa más y más a cada rayo de sol, a cada tono más oscuro que adquiera la superficie de la madera. Don Asclepio siempre deja la persiana del ventanal subida para que el sol haga su trabajo. El Don es viudo desde hace año y medio.

Este es el inicio de un relato corto que escribí hace unos meses y acaba de ganar el primer premio en un certamen. Y es que hace ya mucho tiempo que guardo todos los pequeños intentos de narrativa que me permito en el cajón. Algunos son premiados, la mayoría no, pero todos ellos, si es que salen, vuelven indefectiblemente al cajón.

Las entidades que convocan los certámenes suelen afirmar que publicarán recopilatorios de los relatos que luego nunca llegan. Y dudo que, si llegasen, sirviesen para algo verdaderamente útil. Por eso, este último concurso me ha servido para convencerme por una vez de ir colgando on-line mis trabajos bajo una licencia CC. Mejor ahí, pienso, que en el cajón. Para enviar la URL a la gente que me conoce y me los pide. Por si, con suerte, alguien que le dedica un poco de tiempo a la literatura quiere leerlo. Para que lo critiquen, y pueda mejorar. Para que no se lo coman los gusanos.

La mejor herramienta que he encontrado es issuu, pero como suele ocurrir, todavía no es lo suficientemente grande como para que el demiurgo de WordPress decida que se pude incrustar en el blog. Así que aquí dejo el enlace al relato en un pdf que se pude leer online (con un programita flash que es buenísimo) o descargar.

Me doy cuenta también que el comenzar a colgar mis relatos en este blog lo va a derivar más hacia una bitácora personal. Bienvenido sea el cambio si así voy a escribir más.

Espero que os guste…!

Anuncios

Written by guillotina

mayo 11, 2009 at 11:13 pm