La Guillotina Eléctrica

Ahora en www.guillotinaelectrica.com

Posts Tagged ‘conflicto

El País y el Noemigate de Berlusconi

leave a comment »

Tiene miga, la cobertura del escándalo de las fotos de Villa Certosa que está realizando El País estos días. Sobre todo, desde un punto de vista periodístico, el periódico hace poco tiempo re-bautizado como ‘global en Español’ está empezando a demostrar lo primero y a desmentir lo segundo. Sorprende, y mucho, abrir la página en internet y encontrar los principales artículos en tres lenguas, amén de artículos directamente sólo disponibles en italiano.

Portadón de ElPais.com para el Noemigate

Portadón de ElPais.com para el Noemigate

Para empezar, es obvio que El País tiene entre las manos un bombazo informativo y no lo va a dejar escapar. En Italia se llevaba desde hace unas semanas especulando acerca de las fotos censuradas de Zappadu. La oposición lanzaba día tras día suposiciones y, ante la ausencia del material inculpatorio, buscaba en la ‘periferia’ del asunto (como la entrevista al novio de Noemi Letizia) carne para mentener en el asador, a fuego lento, la noticia. Evitando que, llevada por un muy natural recorrido de nacimiento-vida-muerte, perdiera fuerza ante la ausencia secuestrada de las pruebas.

Los defensores del Berlusconismo como el muy triste Il Giornale lanzaban invectivas aquí y allá, incluyendo un ataque frontal a la mujer – en proceso de divorcio –  de Berlusconi, la cual había denunciado con fiereza las prácticas califales del cavaliere y a la que se ha acusado de un ‘affaire’ con un guardaespaldas buscando – curiosamente – su desacreditación moral, como si el ‘y tú mas’ pudiese redimir (en caso de ser cierto el affaire de la primera dama,) a Berlusconi de sus fiestas con tufo a orgía.

¿Hasta qué punto llega la demagogia en defensa de Berlusconi? Como era de prever, las primeras críticas – y la demanda que se ha interpuesto contra El País – hablan de la privacidad de Berlusconi y sus invitados. Pero en Berluspolitics todo argumento vale con tal de que sea espectacular y se dirija a todo menos a la inteligencia. La última que he leído contrapone demagogicamente información y seguridad, sugiriendo que es mejor mantener al país en la mentira que arriesgar un atentado: “Las fotos robadas y la seguridad; ¿y si en el lugar del obetivo hubiera estado un fusil?” Es evidente que hay que limitar la acción de los periodistas, ¿y si en lugar de micrófonos llevasen bombas?.

En esta situación, sólo un movimiento podía hacer saltar la banca, evitando que la historia se convirtiese en otro ‘asunto Berlusconi‘ cerrado, como siempre, por falta de pruebas; con el Cavaliere y su máquina des-informativa aireando su enésima victoria moral contra las cainitas izquierdas. Evitar que acabase como una nueva tempestad capeada por el italiano sincero, simpático, self-made, un poco bribón pero siempre decente y tradicional. Una nueva conspiración de la izquierda, a la que ahora se añade la prensa extranjera, superada.

Sólo un movimiento podía hacer saltar todo como lo ha efectivamente logrado. La publicación de las fotos. El País se ha anotado el punto. Ya no es sólo una ‘victoria’ periodística. Elpais.com hierve de visitas extranjeras. Especialmente de Italia, país interesado de primera mano, y el mundo anglosajón -especialmente Gran Bretaña – que con el caso Mills y un par de editoriales influyentes alertando del ‘peligro Berlusconi’, habían puesto a Italia en pleno punto de mira, en mitad de la diana de la agenda mediática.

Rentabilizar. Llamadme malicioso, pero es lo primero que siento al ver el aluvión de firmas en todos los idiomas que hacen de Elpais.com una especie de babel. Muchos han criticado la decisión de publicar las fotos en toda su crudeza. ¿Es de interés general el pito empalmado presidencial? Se lo plantea Soitu.es en un artículo desenfadado que lanza al aire una serie de buenas reflexiones:

El País, que ha enseñado en exclusiva el material, asegura que fue el autor del reportaje gráfico quien pixeló todos los rostros, salvo el del primer ministro, como muestra de que se trata de un trabajo de reportero y no de una intromisión ilegítima. El objetivo sería demostrar el uso de aviones oficiales para el transporte de amigas, artistas y azafatas de televisión.

Los medios italianos se han hecho eco de la publicación en el extranjero de lo que a ellos les está vetado —aunque Zappadu intentó vender, sin éxito, las fotos en su país—, algo que no deja de ser paradójico en un estado democrático. Pero, como en el famoso pasatiempo de los periódicos, comparando las imágenes observamos una diferencia notable: nos falta —o nos sobra— un pene en todo su esplendor.

Imaginemos por un momento que se trata de Berlusconi y tenemos esa imagen sobre la mesa de edición. Tenemos que elegir. Si pixelamos su cara damos a entender que se trata de otra persona, aunque eso no queda del todo aclarado puesto que, precisamente, el reportaje trata de sus aventuras sexuales con cargo el erario público. Si pixelamos su miembro ya no habría duda de que es él, pero abriríamos un nuevo frente al mostrar que tenemos fotos de él en pelotas. Y si tomamos nuestro puñado de píxeles y, como han hecho los medios italiano, los repartimos por la cara y el pubis damos a entender que el aparato reproductor que nuestros lectores han podido ver en el diario español es el de nuestro presidente, pero que a nosotros nos da cosa ponerlo. ¿O no? Una difícil elección.

Y se defiende el inefable Juan Cruz, que para ser una de las autopretendidas puntas de lanza del ataque del viejo periodismo contra la debacle digital que está por llegar, debería preguntarse si toda esta cobertura, impacto e ingresos transnacionales derivados hubieran sido posibles sin ese su tan denostado ‘periodismo digital’…

En el caso de Berlusconi, la presencia pública de su vida privada ha sido en los años en que ha mandado en Italia verdaderamente intensa. Y no sólo en lo que respecta, como ahora, a sus problemas matrimoniales, hechos públicos por su mujer y por él mismo en entrevistas de prensa, radio o televisión, en denuncias cruzadas que han convertido su relación en un rompecabezas político cuya procedencia es similar a las diatribas que la prensa del corazón suele tomar como carnaza para aumentar sus audiencias.

Esa frecuencia de la figura de Berlusconi (y los suyos) en el espacio público con elementos privados ha sido noticia exhaustiva, y nadie se ha rasgado las vestiduras; él mismo ha hecho crónica (por decirlo así) de los sucesos que ocurrían en su casa de veraneo, en Cerdeña, y la casa ha llegado a ser un elemento público de su discurso político.

El caso entraña polémica, como es natural, y algunos motivos importantes de reflexión. El suceso, que ha desatado un enorme escándalo en Italia, sobre el uso público de lo privado por parte de Berlusconi, ha tenido ahora un correlato gráfico; lo que extraña es que se pueda contar todo, hasta que aparecen las fotos, que parecen servir de argumento gráfico, como de pie de foto, valga la paradoja, de todo lo que se ha ido contando. Sin duda, las razones del debate -éticas, periodísticas, humanas? están servidas, y son legítimas. Es legítimo también alertar a los servidores públicos de que la supuesta intimidad de sus acciones puede llegar a ser relevante si en medio está lesionándose el interés público.

Como era de esperar, El País defiende que la fiesta privada tiene consecuencias públicas, de interés general; más aún, es un acto lesivo de lo público ya que todo un Presidente se paga lo privado con dinero público, lo que, según Cruz, bastaría para legitimar la publicación de las fotos… ¿del pene erecto?. Además, recuerda que Berlusconi ha basado su figura en hacer ostentosamente públicas enormes parcelas de su privacidad, aunque eso, mal que pese, es un argumento tipo ‘donde las dan las toman’ que no anula el derecho que tienen a su privacidad las personas fotografiadas, incluyendo il Cavaliere. El debate está servido…

¿Son más de interés general las tetas presidenciales que las decenas de fraudes, investigaciones, leyes-a-medida, conexiones con la mafia y la logia P2 y otras berlusconadas? La respuesta es no, un no rotundo. El genial blog de Íñigo Domínguez, para el que lo quiera, hizo hace poco un recopilatorio de los mil y un procesos evitados por el Cavaliere. El uso de dinero público para alimentar su Villa Certosa del Desmadre Padre es un escándalo, pero lo es menos que todas las anteriores Berlusconadas en las que se ha alimentado de Estado para aumentar su patrimonio, su poder, su figura, su megalomanía. ¿Por qué parece importar muchísimo más a todo el mundo? ¿Por qué se detecta más miedo que nunca en la Galaxia Berlusconi?

La respuesta que se me ocurre, la más pura vendetta,  es que quien a hierro mata a hierro muere. Lo dice bien Miguel Mora en su ‘Anatomía de Berluscolandia’ :

La política-espectáculo de Berlusconi, su talante personalista y plebiscitario, su fascinación de magnate generoso y mujeriego, han seducido durante tres lustros a las masas de televidentes y votantes italianos con sus chistes, su estilo machista, sus meteduras de pata, su ascenso social, sus triunfos electorales, incluso las victorias y los fichajes de su equipo de fútbol (esta semana paralizó la comunicación del fichaje de Kaká hasta el lunes para no dejarse un solo voto).

Todo eso forma parte natural de su bagaje a-político y a-cultural, de su populismo abierto y mundano, que paradójicamente se apoya a la vez en un no-programa no-político, tradicionalista y católico, lejanamente inspirado en la trinidad “Dios, patria y familia”. Habría que añadir: “y velinas”.

Y preciesamente es el hecho de haber vaciado la política, el debate público, lo que puede volversse en contra de él. El haber convertido todo en un show televisivo, narrado con el lenguaje de un espectáculo, moviendo el debate por cuestiones de pura imagen, elevando el culto a la personalidad, des-racionalizando la política y haciendo de todo uan cuestión sentimental, un capítulo de telenovela que se cierra con un golpe de efecto para enganchar con la apertura del siguiente. Y ahora, la fortaleza del Presidente convertida en debilidad. La oposición jugando a su juego, armada con las fotos, para desacreditar al Caimano en su propio terreno de juego.

Es triste reconocerlo pero, habituado a la espectacularización de la política, el público italiano y global, que asistía con el aburrimiento televisivo de ‘esto ya lo he visto’ a cada uno de los fraudes políticos y económicos Cavalierescos, no puede pasar por alto la llegada de un escándalo de nuevo cuño, de un escándalo hecho de la misma madera en la que Berlusconi ha basado su éxito, pero que ahora asesta su porrazo en la estirada cara del Presidente en lugar de en la de los siempre tenues opositores políticos italianos, timoratos y divididos por su incapacidad para juntarse en grupos de tres sin tener cinco opiniones divergentes.

elpais2

Y El País se hizo global. No es nada extraño contratar firmas invitadas extranjeras. Lo extraño es no traducir sus textos al castellano. Lo que quiere decir es que, con los dos textos (de Marco Travaglio y Filippo de Giacomo), ElPais.com se está dirigiendo a un público italiano. El periódico más global que nunca y menos en español que nunca.

Igualmente, lo normal sería que el extenso reportaje de Miguel Mora hubiese sido circulado a los periódicos interesados en comprarlo, los cuales habrian efectuado la traducción por sus propios medios. Nisba. El País, se lo guisa, el país lo cocina, el país lo ofrece en tres idiomas. El cambio de modelo está claro: El País tiene la sartén por el mango y aspira a convertir su web en el centro al que se dirijan todos los lectores interesados en saber más. Hasta el punto de no ofrecer a sus lectores españoles ni siquiera la traducción de los artículos en italiano.Un gol en toda la escuadra: el italiano que quiera hoy leer en contra de Berlusconi acudirá antes a El País que a la Repubblica, encontrandose, a nivel de idioma y de firmas, como en casa.

Otra novedad del asunto es que, si al final se convierte en un ‘Noemigate’ capaz de desestabilizar al gobierno, la parte más sustancial de una investigación periodística contra el poder se habrá realizado desde fuera del propio país, lo cual pone una serie de preguntas acerca de la soberanía. Si la cosa va a más, ¿podría llegar a afectar a las relaciones diplomáticas entre España e Italia?. No es nada exagerado, visto que la galaxia Berlusconi ya habla de una campaña internacional antiitaliana (en términos de un populismo/nacionalismo chovinista que dan miedo), imaginar que se puedan llegar a lanzar suposiciones de una campaña de desequilibrio político, de una injerencia extranjera en los asuntos internos de Italia; en definitiva, de toda una agresión.

¿Podría ser una fuente de conflictos ya no periodísticos sino políticos, interestatales, si el escándalo logra llevarse por delante a Berlusconi? No me extraña que El País pueda llegar a recibir indicaciones del gobierno español de bajar el tono. Recordemos, tristemente, que ya el PSOE y el PP se pusieron de acuerdo para retirar la jurisdicción internacional de la Audiencia Nacional, con el objetivo de evitar las crisis diplomáticas que el relativo libre albedrío de un poder poco sometido al Estado podía provocar (por ejemplo, intentando juzgar a soldados estadounidenses). La dinámica, triste pero real, nos remite a un proceso de involución en la que el Estado va reacumulando poderes que había perdido en pro de la separación de poderes y el garantismo.

En pro de la gobernabilidad, parece ser el mensaje, todo aquella institución que en el ejercicio de su libertad nos reporte problemas interestatales será puesta a buen recaudo. Esperemos que el periodismo resista, la Audiencia Nacional – a la que tampoco quiero ‘santificar’ por defenderla en este asunto, ya que a nivel interno funciona como un auténtico tribunal excepcional cuestionado por ONGs como Amnistia Internacional – ya ha caído.

Resta observar si la tristemente postrada Italia – nunca lo he visto más de cerca, ni me he sorprendido más, que este año –  castigará al Caimano en las europeas. Si la Iglesia, aliada de este triste Berlusconismo, dirá algo ante el hombre que se llena la boca de catolicismo en sus encuentros públicos y la casa de adolescentes que quieren ser promocionadas sea como sea en sus encuentros privados pagados con dinero público.

La prensa Berlusconiana se equivoca en su triste  interpretación chovinista. Los que, de un modo u otro, hemos llegado a amar Italia, la queremos restituida a la normalidad de la que hoy no goza. Para lograrlo, el primer paso es borrar del Quirinale al máximo exponente de lo peor que puede dar la cada vez más derechizada y populista política europea. Veamos.

__________________________________

Elpaís.com tiene hoy otra amarga sorpresa reservada para mí. Haciéndole indecorosamente la cama al PSOE, agitando el fantasma del miedo para movilizar el voto, o vaya usted a saber por qué, ha decidido titular su noticia de hoy sobre las Europeas de un modo vergonzoso que hace aflorar, de nuevo, el subterráneo y triste giro a la derecha que tanto se ha notado, en pequeños y grandes detalles, desde la llegada al mando de Javier Moreno.

elpais3

Ándense con cuidado. Los radicales andan sueltos. Ojo con los verdes: podrían hasta obligarle a comerse una ensalada.

Otro ‘por cierto’: El País ofrece una de cal y otra de arena, como es su costumbre. Después de preguntarse uno acerca de la deontología en el bombo que le dan a las fotos y de asustarse con el titular de los radicales absolutamente funcional a su alianza con el PSOE y síntoma de un triste giro a la derecha, uno se topa con una genial serie de reportajes de Ángeles Espinosa sobre las elecciones en Irán, en las que se juega mucho. Para no perdérselo. ¿Qué tiene este periódico que se le ama y odia al mismo tiempo?

Written by guillotina

junio 7, 2009 at 4:31 pm

Los valientes

leave a comment »

Aprovecho una pausa entre exámenes para rendir un pequeño homenaje – qué mejor homenaje que hablar de ellos –  a los valientes.

A periodistas, activistas, ciudadanos, instituciones… que navegan en contra de su propio Estado, de un Estado que pretende ser su portavoz y su referente. Esa gente que hace lo que no aparece en los mapas de la información del Estado General militar, unos mapas tan minados como los de la guerra.

Lippmann afirmaba que quizás la guerra podía ser combatida por la democracia, pero jamás se combatirá con métodos democráticos.

Lippmann analizaba la primera guerra mundial. Poco ha cambiado. Censura, control de la información y movilización mediática para canalizar el entusiasmo, justificarla acción y minimizar el disenso (espiral del silencio?)

Pero entre los resquicios de un país movilizado simbólicamente hacia la guerra y el conflicto, y en gran parte gracias a las nuevas tecnologías, cada vez es más fácil acceder a esa gente capaz de alzar la voz en contra. Aunque en el clima agresivo de la movilización de la opinión pública hacia el conflicto les pueda costar el ostracismo, el insulto o la marginación.

Es lo mejor que estoy sacando del ataque israelí. Saber que existe gente capaz de un tipo de de desobediencia civil contra la máquina de guerra. Me gustaría compartirlos:

Editorial de Haaretz. Como destaca Lluis Bassets, mientras el NYT y otros popes de la prensa norteamericana dan voz a las más salvajes justificaciones del ataque, el propio Haaretz está siendo crítico – desde dentro del propio país y entalado en el establishmen mediático y político, lo cual lo hace más difícil – con un ataque que no tiene objetivo alguno ni traerá beneficio alguno a Israel

– A estas alturas ya es famoso el periodista que mantiene en línea la llamada de un doctor palestino que trabajaba en Israel y al que han asesinado a media familia.

Breaking the Silence y Courage to Refuse, asociaciones de militares israelíes contra la ocupación. Esto sí que es meritorio. Por Hernán Zin

“Nosotros, que entendemos que el precio de la Ocupación es la pérdida del carácter humano del IDF y la corrupción de toda la sociedad israelí. Nosotros, que sabemos que los Territorios no son parte de Israel, y que todos los asentamientos deben ser evacuados. Declaramos que no vamos a seguir luchando esta guerra por las colonias. No vamos a seguir luchando más allá de las fronteras de 1967 para dominar, expulsar, matar de hambre y humillar a todo un pueblo”

– Los Refuseniks, estudiantes que se niegan a hacer el servicio militar obligatorio desde una crítica a la praxis militar de Israel.

– Un tal Akiva Eldar, periodista completamente desconocido, que ha tenido el valor de contar (Haaretz, El País) cómo se mueve la maquinaria de ‘captación’ de periodistas para la propaganda y la presión en la opinión pública, con consignas bien dictadas desde arriba: el artículo en castellano

– Las ONG y observatorios israelíes que han pedido que se procese a su propio gobierno por crímenes de guerra, y que realizan una labor constante de documentación. (La más famosa, B’teselem)

Se me olvidaba comentar que, por supuesto, todos ellos son antisemitas. Y judíos.

Written by guillotina

enero 19, 2009 at 12:05 pm

Terrorismo de Estado (actualizado 21:44)

with 2 comments

La noticia está en lo más alto de todos los medios on-line. Ahora sólo falta empezar a dejar de jugar con palabras de doble o triple filo (¿conflicto? ¿guerra? ¿combate?) y empezar a llamar a las barbaries con las que el estado de Israel nos soprende cada cierto tiempo como lo que son.

Terrorismo de estado

Nótese que tomar esta consideración no supone negar que exista un terrorismo del otro lado, así como la referencia al Estado de Israel, no a los judíos, al sionismo o a cualquier otro grupo étnico, religioso, social. Ya sabemos que una de las principales armas de la propaganda pro-Israelí es acusar de antisemita toda crítica a Israel.

(Por cierto, tampoco está mal recordarlo, los palestinos también son un pueblo semita; el termino antisemitismo es otra gran mentira de este largo conflicto)

Enlaces (sigo actualizando):

The Angry Arab se queja de la relevancia que se da al hecho de que el gobierno de Gaza esté en manos de Hamás. ¿Acaso dudó en el pasado Israel en hacer lo mismo que ahora, pese a que no estuviese Hamás? – se pregunta.

Al Jazeera, evidentemente desde un punto de vista pro-palestino, está constantemente ampliando esta página de análisis con la opinión de destacados dirigentes y pensadores árabes y no árabes. Entre las declaraciones,que dicen mas o menos lo que uno se espera, destaca una que apunta hacia otro lad. Para Azzam Tamimi, director del Institute of Islamic Political Thoug la culpa es de Egipto:

“Unfortunately, because the Egyptian broker was a dishonest broker, siding by Israel and siding by Ramallah, the truce did not bring the most important dividend which was ending the siege.

“So Hamas said ‘if you want to renew the truce, let’s end the siege and open the crossings.’ The Egyptians would not agree to this. The Israelis would not agree to this.

“The Israelis were not interested in renewing a truce. Cairo was determined to give Hamas a fatal blow and they gave the green light to Israel I suspect.”

Por su parte Ephraim Sneh, ex ministro de defensa israelí, apunta hacia Irán y Hamas.

“The blame is on Hamas … When they took over, they didn’t bring in investors, they brought in instructors from the Revolutionary Guards of Iran.”

Ya son casi 300 los muertos, y se amenaza con una incursión militar terrestre. Israel y EEUU insisten en que la culpa es de Hamás y que la acción cesará si cesa el lanamiento de cohetes. Lo que ha hecho jamás era bastante de esperar ¿qué credibilidad tendría ante los palestinos si se rindiera, pudiendo llamar a la tercera intifada?

El Mundo resume en un artículo las principales reacciones en el mundo árabe. Lo esperable: tibia y contemporizadora en Arabia Saudí, agresiva en Irán, movilizadora por parte de Hezbollah y los Hermanos Musulmanes (que, por cierto, también acusan al gobierno de Egipto de ser culpable directa o indirectamente)

– Como cuando vas al médico y comprueba tus reflejos golpeándote en la rodilla. No hay escapatoria: la pierna se mueve, es mecánico, empírico, causal. Así es como ve la Casa Blanca el conflicto: causal. Normal. ¿Qué se esperaban en Gaza cuando lanzaron los cohetes?

“As world leaders called on Saturday for an end to the Middle East violence, the Bush administration issued blistering criticism of Hamas, saying the group had provoked Israel’s airstrikes on Gaza by firing rockets into southern Israel.”

Lo mejor de todo viene después:

In Washington, Secretary of State Condoleezza Rice issued a statement that said: “The United States strongly condemns the repeated rocket and mortar attacks against Israel and holds Hamas responsible for breaking the cease-fire and for the renewal of violence in Gaza. The cease-fire should be restored immediately. The United States calls on all concerned to address the urgent humanitarian needs of the innocent people of Gaza.”

¿La misma gente inocente que Israel ha hecho muy bien en asesinar? Es el problema de un discurso, el de Washington, esquizofrénico.

– Titulares de la prensa española de hoy. Parece que seguimos siendo un país crítico con Israel – o no dispuesto a entrar en el doble juego de llamar a las cosas lo que no son. Público, El País y ¿El Correo? son, en distinto grado, bastante más pasionales que objetivos (como sinónimo de aséptico):

publico6401

elpais6401

elcorreo6401

Lo más gracioso: La Razón. No iba a dejar que una matanza histórica estropease una de las banderas informativas favoritas de nuestra derecha. La familia es lo primero.

La familia es lo primero

La familia es lo primero

– No hay que olvidar que en Israel hay elecciones a la vista.

– Dos de los mejores blogs en castellano para estar informado de lo que pasa en el mundo ya han escrito sus reflexiones sobre el tema:

Iñigo Saenz de Ugarte, en Guerra Eterna, sobre la influencia de las elecciones en el ataque:

“La guerra es un instrumento más de comunicación en el lenguaje político israelí. Es mucho más efectiva que una ley o una declaración porque a fin de cuentas los muertos casi siempre los ponen los otros. Su valor aumenta de forma exponencial en las campañas electorales. Tzipi Livni y Ehud Barak ya tienen su guerra y en ella han puesto sus esperanzas de cara a las elecciones del 10 de febrero”

Moeh Atitar, en Guerra y Paz, que entre otras cosas recuerda que:

“Por cierto, un dato importante que destaca el editorial de The Guardian: Gaza, con 1,5 millones de habitantes y 365 kilómetros cuadrados, es uno de los territorios del mundo con mayor densidad de población del mundo. Un ataque aéreo en una zona tan poblada solo puede dar como resultado una masacre.”

– La estrategia de Israel parece ser convertir Gaza en una ratonera de la que no escape nadie. Han bombardeado los túneles que unen el sur de Gaza con Egipto. Para que no entren armas. O para que no salga nadie.

– Esto no va a caer bien en alguna gente. Mahmud Abbas, presidente palestino en la zona cisjordana, se une al coro que culpa a Hamás por haber roto la tregua y haber lanzado misiles sobre Israel. La responsabilidad por romper la tregua es, evidentemente, de Hamás. Ellos decidieron forzar la situación, probar a añadir un plus de tensión. Pero la responsabilidad del que decide asesinar a 300 personas no es subsidiaria. No hay cálculo que se pueda hacer. Público ya se ha atrevido en su edición de hoy a nombrar la palabra ‘genocidio’. Polémico, pero alguien tenía que proponerlo, que ponerlo encima de la mesa.

– El soniquete más repetido a estas horas por los defensores del ataque (impagable este artículo del Giornale italiano) es que se ha golpeado a Hamás, que los muertos pertenecen todos a los cuerpos de seguridad, policía, funcionarios y propagandistas adeptos a Hamás. Angry Arab que, evidentemente, está posteando a una velocidad de vértigo, se pregunta qué cargo desempeñaba esta niña. No es la única foto de menores, ancianos o estudiantes que se puede ver.

Gaddafi ha llamado a los líderes árabes “cobardes”. Algunos regímenes tan simpáticos como el saudí parece ser que están deliberadamente informando a favor de Israel. La unidad árabe sigue siendo una quimera,  un instrumento retórico en manos de Mubaraks, Saudíes, Baazistas y toda la tropa. Y lo que diga Gaddafi tiene una relevancia más que mínima. No será el primer líder del mundo árabe que juega a ser la voz de palestina frente a los – otros – corruptos líderes.

Obama entiende la postura de Israel. Tonto el que se sorprenda.

Israel dice que el objetivo es ‘cambiar las reglas del juego’. Posiblemente aumenten la popularidad y la percepción de la legitimidad de la lucha y el mensaje de los grupos más extremistas y nada cambie. Si es así, y encima la ultraderecha llega al poder en Israel, las reglas del juego habrán cambiado, efectivamente… para peor, para mucho peor.

– Elecciones, elecciones. “Israel debe derribar a Hamás, y un Gobierno bajo mi dirección lo hará”, dice Tzipi Livni, ministra de exteriores y aspirante a primera ministra. Una invitación a votar Kadima, vamos…

– Tres días después, esto es lo primero que La Razón se digna a llevar a portada:

larazon640

El que se informe leyendo las portadas de este rotativo creerá que por lo visto los palestinos se han vuelto locos y han declarado una intifada así, porque sí.

Canal de Al Jazeera en Twitter con la última hora sobre la incursión militar israelí en Gaza. Es la primera vez en la vida que le veo utilidad al Twitter…

Written by guillotina

diciembre 27, 2008 at 5:10 pm

Romper la normalidad

leave a comment »

Se me ocurre, al leer este breve de Eugenio García-Gascón (corresponsal de Oriente Medio de Público), que una de las víctimas de los conflictos enquistados y de los odios enraizados es la normalidad.

Hace cuatro días, el 25 de marzo, varios cientos de palestinos se congregaron en el teatro Al-Hakawati de Jerusalén, cerca del hotel American Colony, para elegir el logo con el que quieren impulsar la candidatura de Jerusalén como capital de la cultura árabe en 2009. El acto se inició a las cinco de la tarde. Todo marchaba bien hasta que llegaron al teatro contingentes del ejército israelí y de la policía de fronteras, que es un cuerpo paramilitar, y desbarataron el acto echando a la gente que se había congregado.

La gente se reunió en la calle y se decidió que el logo ganador era el del artista Jaled Hurani, escogido entre los doscientos logos presentados. El premio se entregó a la esposa del vencedor, puesto que Hurani, que es de Ramala, no obtuvo permiso del ejército para viajar a Jerusalén. Los militares detuvieron a varios participantes, incluidos profesores de la universidad y políticos.

De hecho, es importante que, aparte de informar sobre las operaciones de guerra y guerrilla ‘convencionales’ (cohetes Kassam e incursiones militares), haya gente como García-Gascón que nos ilustre acerca de esas pequeñas cosas de las que está hecho un conflicto como el árabe-israelí.

Toda una política sistemática, en este caso, de interrupción de la normalidad, de evitación de que una sociedad pueda desenvolver actos tan elementales como el citado. Hacer del conflicto el día a día, aunque haya que forzarlo.

La guerra deja de ser un asunto entre estados (que nunca lo fue, en este caso, ante la ausencia de un Estado por lado palestino) para prolongarse y contaminar toda esfera civil y social que pudiera querer permanecer o desarrollarse en paralelo.

Un daño más invisible que un bombardeo, pero no menos terrible. Una pena.

Written by guillotina

marzo 29, 2008 at 4:35 pm

Publicado en Sin categoría

Tagged with , , ,

¿Tienes cara de leer a Marx?

with one comment

“Una joven, con poca cara de haber leído a Marx o Engels empuña, con gesto desfiante, el lateral de una cuna de madera. Será su arma esta noche”

De uno de los dos artículos publicado en ABC sobre los incidentes de malasaña hoy. Parece coña, no lo es. A partir de ahora voy a mirar a la gente por la calle a ver quien ha leído a Baroja, para comentar con él la trilogía de La Lucha por la Vida.

ABC se ha debido tomar un día festivo – es decir, han montado una fiesta en la redacción – porque no es la única frase bastante cuestionable que se puede extraer. El editorial regala un par de joyas, especialmente la sociología de bolsillo que olvida que el conductismo lleva bastante tiempo deslegitimado. ¡Son los videojuegos, idiota!

“Un ambiente social permisivo en exceso crea el caldo de cultivo para el desarrollo de estas conductas. Por unas o por otras razones, la familia y la escuela son incapaces de enseñar comportamientos cívicos. Muchos jóvenes crecen oyendo hablar sólo de derechos y nunca de deberes, al tiempo que se fomenta una imagen «buenista» sobre los problemas sociales. En este contexto la violencia pasa a ser una práctica asumida en los comportamientos juveniles. La televisión, los videojuegos y otros medios de comunicación ofrecen imágenes continuas de luchas y enfrentamientos, magnificando muchas veces al triunfador y dejando caer el mensaje de que en la vida impera siempre la ley del más fuerte. De ahí a la imitación de los supuestos triunfadores sólo hay un paso, que se acompaña a veces por el alcohol y el consumo de drogas al amparo de una cierta sensación de impunidad”

Las negritas son de la crispación

Written by guillotina

mayo 3, 2007 at 8:42 pm

Publicado en Sin categoría

Tagged with , , ,

Cinismo

with one comment

Ayer estuve, como muchos otros, cerca de los sucesos de malasaña. La verdad, salí del bar cuando la tormenta escampaba, aunque pude ver las barricadas, las vallas de una obra arrancadas – dando acceso a un boquete, por cierto, muy peligroso – y una cantidad irracional de antidisturbios encorriendo a un grupo que huía. En el suelo, botellas y cascotes, señales arrancadas. Muchas lunas rotas y más policía.
En la glorieta de Bilbao, un concesionario de coches y un concierto de sirenas, con hospital de campaña incluído. Los sucesos no los puedo contar, mejor en elpais.com, pero parece que de nuevo hubo cierta extralimitación por parte de las fuerzas de seguridad con respecto a la gente que simplemente pasaba. Por mi parte no hay queja: pasamos al lado de treinta policías y lo único que nos dijeron es que andásemos pegados a la pared. No había buen ambiente.

En elpaís.com abren en portada con una foto que da un poco de escalofrío. Una pelota en la que pone “¡uy!, perdón”. Una broma un tanto macabra, teniendo en cuenta que las bolas de goma no son tan inocentes. Cinismo en las fuerzas de seguridad.

Written by guillotina

mayo 2, 2007 at 10:47 am

Publicado en General

Tagged with , ,

La revolución Iraní no será televisada

leave a comment »

Lo dicen en FP Passport, en Guerra Eterna, pero no en los medios mayoritarios (y III), que sólo parecen tener ojos y prospectiva para los Estatuts y cía. Una coalición intentará arrebatar el poder a Ahmadineyad, ante el descontento creciente con las políticas internas y externas del histriónico presidente.
Si hiciéramos caso a los desinformadores habituales, poco menos que pensaríamos que Irán vive en vilo detrás de su amado y radical presidente, que aquello es una dictadura islámica y que nada más nacer a los niños se les da un kalashnikov. Como ha demostrado ya la experiencia, la ignorancia es atrevida. Irak, Líbano, Palestina…

La realidad iraní, como ya reportaron en una serie de artículos en FP, es muy diferente. En la calle, muchas cosas son diferentes. En el poder hay disidencias, hay oposición, hay un juego pseudo-democrático viciado por la omnipresencia del clero chií pero, no obstante, con resortes de poder y de control que pueden ser accionados.

Lo que se plantea la coalición anti-Ahmadineyad es una “segunda revolución” que modifique el sistema político y lo modernice:

But opposition spokesmen say their broader objective is to bring down the fundamentalist regime by democratic means, transform Iran into a “normal country”, and obviate the need for any military or other US and western intervention.

The movement amounts to the clearest sign yet within Iran that the country is by no means unified behind a president who has led it into confrontation with the west over the nuclear issue, while presiding over economic decline at home.

Traducción rápida y manual:

El portavoz de la oposición afirma que su principal objetivo es acabar con el régimen fundamentalista por vías democráticas, transformar Irán en un “país normal” y y evitar la necesidad de una intervención militar o foránea (occidental)

El movimiento se da tras la evidencia de que el país no está de ningún modo unificado tras un presidente que lo ha liderado a la confrontación nuclear con occidente, mientras se daba un declive económico en el interior.

La coalición basa su optimismo en signos de debilitamiento incluso entre los fundametalistas de derecha de Ahmadineyad. En el seno del movimiento hay desde grupos de oposición y pro-democratización hasta clero y – lo más importante para su triunfo – conservadores “realistas” y seguidores de Rafsanjani.

Rafsanjani forma ya parte del sistema político iraní y puede ser la alternativa conservadora, religiosa pero pragmática, con una visión de los asuntos exteriores similar al “realismo” estadounidense, modus operandi que caracterizó la anterior presidencia, cuando Irán era hasta un buen aliado contra los talibanes.

Es curioso observar cómo el choque EEUU-Irán se puede ver, más que como un choque entre diferentes (occidente-oriente, occidente-islam), como una confrontación entre iguales: dos gabinetes (el Bush y el Ahmadineyad) con una política exterior igualmente agresiva, conservadora, nacionalista y belicosa ,que choca por disputarse las mismas áreas. Como tesis es aventurada y obvia factores como el religioso, pero ahí la dejo para el que la quiera discutir. Puro realismo en las Relaciones Internacionales, yo también…

Written by guillotina

mayo 1, 2007 at 9:53 am

Publicado en Sin categoría

Tagged with , , , , , ,