La Guillotina Eléctrica

Ahora en www.guillotinaelectrica.com

…la antigua Guillotina Eléctrica

leave a comment »

Lo que presento a continuación es, como arqueología web-o-lógica, la encendida y algo pedante presentación de lo que fue La Guillotina Eléctrica cuando era un blog personal, juvenil, llevado a retazos y a temporadas durante mi época de estudiante, mil veces abandonado y revivido.

He resistido las ganas de borrarlo, después de releerlo con la vergüenza de quien se asoma a su diario infantil. En el fondo, es valioso, porque refleja lo que fue mi visión de lo que era un blog y un blogger, visión bastante extendida aún hoy día: ese blogger justiciero, un poco ególatra, desfacedor de entuertos y solucionador de problemas ajenos. Ese del que ahora no va la nueva Guillotina, entre otras cosas porque la farsa se demostró farsa demasiado pronto, y al superhéroe internauta señalador de vicios y virtudes se le cayeron los calzoncillos que llevaba por encima de las medias al subirse al primer árbol para salvar una mierda de gato.

Ahí queda, como génesis de esta idea, la presentación de la Guillotina Eléctrica primigenia…

Saludos a todos y todas!

Bienvenidos a esta humilde casa, de luces y sombras, desde la cual este usuario de esta grán cárcel – o democracia – que es Internet va a tratar de hacer el uso más correcto posible de la arma que ha caido en sus manos:

La Guillotina Eléctrica

La guillotina fue uno de los higienizadores sociales más dinámicos en los convulsos tiempos de la Revolución Francesa, a la que deberíamos llamar Papá, de lo inmersos que seguimos en su legado. En manos de algunos iluminados, el artefacto – madera, metal, cuerda, no más – se convirtió en un arma brutal, llegando a sobrepasarse y hacer solomillo de algunas insignes cabezas que no lo merecían.

La guillotina eléctrica no es más que una genial idea del dramaturgo Valle-Inclán. Max Estrella y el obrero barcelonés la quieren en la Puerta del Sol, para juzgar en una nueva conflagración de sangre y odio a los patronos. Ahora nos ponen una pantalla gigante para ver el mundial.

Una guillotina eléctrica se me antoja como la única guillotina posible en nuestros días de electrodependencia. Existen, las he visto en una empresa impresora y encuadernadora. Toda una decepción ver su afilada cuchilla – aún conservando esa forma diagonal en su borde cortante – dedicada tan sólo a perforar carne y hueso de nuevos libros, nuevas ediciones de material bastante malo. Eso no era la Guillotina Eléctrica de Valle-Inclán. Eso era una guillotina electrificada. Había que revisar el concepto.

La Guillotina Eléctrica ya no mata, sólo corta. Sigue siendo un aparato hostil y afilado. Lo que ha cambiado es que lo que corta es intangible. Por eso ataca, pero no mata. Hiere, pero la herida no sangra. La Guillotina Eléctrica no es mi propiedad, es la de todo ciudadano activo, es la de todo usuario de la red, es la de todo ser consciente y libre que habla, piensa y, sobre todo, protesta ante lo que no le gusta. El mayor valor de la red es estar aquí para ayudarnos a ello.

Estamos inmersos en el debate del periodismo 3.0, del futuro de la sociedad de la información, del posmodernismo. En la lucha de las ideas entre una derecha e izquierda descabezadas por igual. En la dura resaca del siglo XX. Ensimismados en los intentos de interpretación de cómo las nuevas tecnologías – muy especialmente internet – están cambiando nuestra sociedad. Intentando discernir qué es eso de “nuestra sociedad”. Preguntándonos qué es la globalización. Preguntándonos por la democracia. Cambiando de unas ataduras a las siguientes, en busca de algo llamado libertad.
Con más incertidumbre que nunca.

La guillotina no viene a dar una respuesta, pero sí a cortar mucho papel (digital). Como es eléctrica, viaja a toda velocidad y su tijeretazo puede llegar más lejos. Esto no es más que el blog – la guillotina – de uno más, estudiante de periodismo (preguntón) zaragozano de nacimiento, soriano de adopción, madrileño de residencia, internauta, declarado “de izquierdas” (si le queda algún valor a la división traída por Papá) y, en sus ratos libres, bajista.

Que ustedes lo disfruten!!

Nota: todos los post de la antigua Guillotina están agrupados en la categoría “Good Ol’ Times”, y sus etiquetas, salvo las de Internacional, eliminadas…

Anuncios

Written by guillotina

octubre 6, 2010 a 12:11 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: