La Guillotina Eléctrica

Ahora en www.guillotinaelectrica.com

Se acabó Forza Italia, más bipartidismo

leave a comment »

La noticia del día en Italia, contada así como así, asusta. ¿Cómo? ¿Desaparece el partido en el poder? ¿Berlusconi deshace sus famosas siglas, desde las que se aupó al poder con un nuevo tipo de derecha populista que tanto ha inspirado a otros?

Sí, Forza Italia se deshace. Pero no por fracaso, no. Al revés, el proyecto Berlusconiano crece. FI se subsume en el Popolo della Libertà, la macro-coalición de partidos no de izquierda (no hay otro modo de definirlo) que le llevó al poder de nuevo en 2008.

La política italiana, al revés que la de España, es un mareo de siglas que vienen y van. Estos últimos años, y tras el fiasco del gobierno Prodi, se están viendo dos intentos de llegar a dos grandes partidos/coaliciones hegemónicos y teóricamente contrapuestos. Como en Estados Unidos, como en Francia, como en Inglaterra, como en España. Todo ello ‘a la italiana’, esto es, en un proceso largo y jalonado de cabreos políticos, de declaraciones y polémicas, llenando día si y dia también portadas de periódicos.

El PD de Weltroni parece caminar lento pero seguro, y recientemente ha demostrado su poder de convocatoria con un macro mitín en Roma. Ahora, la subsunción de Forza Italia en el PDL confirma la intención de la derecha de hacer algo parecido. Sin embargo, la historia de la democracia italiana demuestra que las coaliciones tienden a ser flor de un día.

Resumen del PDL, en una imagen. Los partidos van, efectivamente, de izquierda a derecha.

Resumen también del PD, sin ele.

Fíjense que tanto la Margheritta, partido de centro liberal, como los Democristianos (hegemónicos en Italia del 1944 al 1994)  ha alimentado a las dos grandes coaliciones. Como en España, hay un ‘centro’ de los partidos hegemónicos (pensemos en Bono o en Gallardón) ideológicamente intercambiable. Además, la Democracia Cristiana, un producto más italiano que los spaghetti, es un movimiento del que hay que hablar por su flexibilidad ideológica.

Valga como curiosidad y como muestra de la complejidad de la política italiana: dos pequeños partidos socialdemócratas forman parte de la coalición berlusconiana. Y, de paso, para empezar a explicar esa gran pregunta que se repite siempre: ¿por qué los italianos votan a Berlusconi?. Bueno, igual no votan directamente a Berlusconi, sino a alguien que luego presta su apoyo a alguien que, a su vez, se lo deja baratito a Berlusconi. Il caimano siempre vence.

Pero, ¿Es positiva la creación de grandes partidos ‘paraguas’ (en los que cabe de todo) para evitar las crisis de un sistema excesivamente pluripartidista, o supone un déficit democrático inaceptable?

___

Por cierto, otro día hablo de la maravillosa historia del Partido Radical, del que algunos dicen que es de extrema derecha y otros de extrema izquierda…

Anuncios

Written by guillotina

noviembre 21, 2008 a 8:23 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: