La Guillotina Eléctrica

Ahora en www.guillotinaelectrica.com

Un museo para la primera derrota israelí

leave a comment »

”]Desde julio de este año, un nuevo museo se ha añadido a la ruta turística que uno puede hacer por Líbano. La bienvenida la dan este macabro soldado y un tanque israelí alrededor del cual, cada poco tiempo, surgen humaradas negras que imitan explosiones del campo de batalla. No parece el museo ideal para el turista occidental, pero, según afirman a Al Jazeera, esá siendo un éxito entre la población musulmana árabe.

No es de extrañar. El museo, de aspecto ciertamente kitsch y belicista, nace y vive para ensalzar la figura del combatiente de Hezbollah Imad Moughniyah, así como la victoria de Hezbollah sobre Israel en los combates del año 2006. Esta retirada (victoria, desde el otro lado), que desde aquí nos parece menos relevante, es vista por el mundo árabe como un gran éxito. Es la primera vez que una fuerza – para más inri, no estatal – doblegaba al ejército israelí. De aquellas tormentas, estos lodos: Olmert, completamente desprestigiado y al que ya todos dan por amortizado en Israel, comenzó su caída en picado en dicha guerra (la corrupción ha hecho el resto).

En el museo se exponen como auténticos trofeos hasta los más nimios aparejos del ejército israelí encontrados en el campo de batalla: casquillos de bala, botas, armas. La perla es el tanque, por supuesto. Igualmente, se exponen todo tipo de objetos personales de Moughniyah: desde su rifle hasta la ropa ensangrentada del día en que fue asesinado.

Hezbollah no es un movimiento precisamente tonto, y es de sospechar que intentan capitalizar el prestigio internacional que les supuso la guerra de 2006. Mal que le pese a Europa y EEUU, deberían dejar de mirar a Hezbollah sólo como un movimiento terrorista ‘al uso’: Hezbollah tiene la clave de muchos aspectos clave de la política libanesa. Partido político, milicia islamista, estado dentro de otro estado… Hezbollah, lo demuestra con este museo, no juega en una liga muy diferente que la de sus oponentes. La propaganda y visibilidad, así como la capitalización de todo elemento que les de una ventaja, son parte sustancial. El abono lo pone una situación – la de Líbano y la del mundo árabe en general – dramática. No, el museo no anima a la consecución de la paz. ¿Qué esperaban?

El museo es sólo la punta del iceberg, su más reciente manifestación y no precisamente la última.

El artículo completo acerca del museo, en Al Jazeera (inglés)

Anuncios

Written by guillotina

septiembre 8, 2008 a 3:23 pm

Publicado en Sin categoría

Tagged with , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: