La Guillotina Eléctrica

Ahora en www.guillotinaelectrica.com

“El País” entra en el fuego cruzado

leave a comment »

La tradicional mesura de El País no ha sido obstáculo para que haya entrado de lleno en la polémica alimentada en torno al 11-M por los agujerólogos (¿titadyne, betadine?) desde, sobre todo, la Cope, El Mundo y Libertad Digital. Es toda una novedad en el diario de Prisa, que se caracteriza por evitar en su línea editorial las confrontaciones con los otros medios. En este caso, es una respuesta directa, en forma de exclusiva sobre Trashorras y editorial bastante agresivo:

“Desde hace tiempo hay medios de comunicación empeñados en practicar ese amarillismo para darse la razón respecto al 11-M; a cualquier precio. Es una actitud repugnante, especialmente por lo que implica de instrumentalización del dolor y el desconcierto provocado por el más grave atentado terrorista de la historia de España”

De paso, aprovecha para llamar al periódico de Pedro Jota “amarillista”, lo cual no deja de ser un insulto en el mundo de la prensa de prestigio. Un Pedro Jota herido en su orgullo no es lo mejor que le puede pasar a El País. El director sabe cómo gastárselas, si no que le pregunten al periodista Jesús Cacho por su columna. Apuesto que en los próximos días habrá alguna andanada más. Como si de un Oriente Próximo se tratase, uno se pregunta si los cohetes de aviso no mutarán en artillería pesada y enfrentamiento abierto. En la redacción de El País habrá tenido que indagar bastante para encontrar la conversación de Trashorras – suponiendo que sea real. ¿Guardarán más ases en la manga? ¿Van a haber unos contra-agujeros negros?

Mi opinión es que El País no debería entrar en el mismo juego que El Mundo. La conspiranoia, los retratos sórdidos, las pruebas que son más sugerencias o impresiones que realidades (¿recordamos las Gráficas Bilbao… con sede en Madrid?), las conversaciones intervenidas… son parte de un juego periodístico peligroso en el que la duda sustituye a la certeza, la sugestión reemplaza al dato, el relato se pone al servicio de las sensaciones. El texto conspiranoico no se lee, se degusta. Las semblanzas de Trashorras y los artículos de F.Javier Lavandera son una auténtica fiesta de cohetes artificiales, aunque como reseña Guerra Eterna, un poco cutres

“En una demostración de que las cosas están cambiando en elmundo.es, el artículo recoge la prosa desgarrada de la edición impresa del periódico de Ansón para adelantarnos que estamos ante toda una sinfonía de color:

Leer sus revelaciones supondrá para muchos adentrarse en ambientes desconocidos, callejear por rincones de nuestra sociedad a los que nunca les da la luz. La vida de Francisco Javier Lavandera acaba de cumplir 42 años es un fresco salvaje (sic), una pintura ácida en la que abundan los rojos chillones de la sangre, los verdes fluorescentes de los tugurios y los amarillos rancios de las pasiones humanas. Se necesita coraje para no volver la cabeza en algunos pasajes. No hay capítulo sin sobresalto.

Lo siento por los daltónicos. Lo único que no entiendo es que si a esos rincones no llega la luz, cómo es posible que puedan apreciarse los rojos, verdes y amarillos, aunque sean chillones, fluorescentes y rancios.”

Ahora, a observar que pasa. Todavía no veo nada sobre el tema en LibertadDigital. Seguro que no se pierden la oportunidad de terciar, a ver si rematan al enfermo.

Anuncios

Written by guillotina

septiembre 13, 2006 a 9:09 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: